jueves, noviembre 06, 2008

Son todos iguales


Tras entrevistar a cientos de ejecutivos y empleados de oficina en el marco de un estudio desarrollado recientemente por la universidad de New South Wales (Sidney, Australia), los investigadores han concluido que los altos cargos actúan como los monos dominantes: marcan su territorio, asientan su autoridad y exhiben su superioridad jerárquica. Según este estudio, los directores y gerentes suelen llevar trajes oscuros realzados por corbatas de colores vivos, de la misma manera que los machos dominantes de diversas especies de monos presentan ciertas partes de su anatomía intensamente coloreadas. Mientras en la naturaleza el objetivo de estas conductas es seducir a potenciales parejas, en la oficina consistiría más bien en reafirmar el lugar de mando.
El responsable de la investigación, profesor Jeffrey Braithwaite, explica que “alrededor de 200 especies son conocidas por pavonearse y golpearse el pecho. El homo sapiens ha evolucionado desde hace más de dos millones de años para convertirse en una especie tribal jerarquizada, y, desde este punto de vista, no es realmente distinto de muchas especies animales. Tal vez estas conductas están inscritas en nuestros genes”.
El estudio, publicado en el Australia's journal of health organisation and management, afirma que los cuadros directivos suelen utilizar sillones más grandes que los otros miembros de su equipo, hablan en voz más alta e interrumpen a sus colaboradores más a menudo. Asimismo, parecen emplear con mayor frecuencia términos técnicos y acrónimos para confundir a sus interlocutores.
Según el profesor Braithwaite, “lo que hemos encontrado es una tendencia universal a la ostentación del poder, de la virilidad y de la autoridad, tanto en el hombre como en los animales.Y estas tres características parecen estar estrechamente relacionadas”.