martes, abril 07, 2009

Ranita luminosa


James Synder no podía creer que fuera cierto lo que sus ojos veían cuando salió al patio de su casa, en el sur de Florida (EE.UU.): una pequeña rana, brillando como una más entre las lucecitas navideñas que había puesto de adorno. “Cuando y por qué se tragó la bombilla es un misterio”, contó. “Cuando quise tomar la foto creí que estaba muerta, ‘cocinada’ desde su interior, pero mientras ajustaba el diafragma cambió de posición varias veces. Me puse contento al ver que me había equivocado, y cuando terminé de fotografiarla le saqué la lamparita de la boca. La ranita estaba en perfecto estado, y a lo mejor estoy loco, pero me pareció que no le gustó mucho que se la quitara”, concluyó.