miércoles, septiembre 24, 2008

Obra de arte






Wilm Delvoye, belga de 43 años autodenominado
artista, dedicó mucho tiempo y esfuerzo a la prepararación de su última exposición, denominada Art Farm, consistente en la exhibición en la Feria de Arte Contemporáneo de Shangai (China) de ocho cerdos a los que tatuó cuando aún eran pequeños cochinillos.
Motivos religiosos, logos de Louis Vuitton o flores exuberantes, el “creador” siguió muy de cerca la evolución de su “obra” a medida que los cerditos iban creciendo. Aunque éstos están catalogados como obras de arte, no se venderán mientras vivan; eso sí, su piel podrá ser subastada después de su muerte.
No habrá sido éste el estreno de Art Farm en las galerías de arte, pues los cerditos ya habían sido presentados anteriormente en Pekín, en una exposición que suscitó críticas y polémicas de todo tipo.