viernes, septiembre 26, 2008

Tres tristes tigres


Los cuidadores del zoológico de Dnipropetrovsk (Ucrania) decidieron confiar a los cuidados de una cerdita de una granja vecina a los tres tigres recién nacidos en el zoo, que habían sido rechazados por su madre y no podían alimentarse.
La medida resultó ser una buenísima solución, pues los pequeños tigres se desarrollan normalmente gracias a la leche de su “nodriza”, que hace poco tuvo una docena de bebés y amamanta a todos, propios y ajenos.
Según el director del zoo, Yuriy Aksenych, es posible que la tigresa haya perdido su instinto maternal tras muchos años de vivir en cautividad.
Vídeo (en inglés) en http://www.youtube.com/watch?v=C_R1_DogbRM