lunes, septiembre 08, 2008

Se ganan el pan


Un parque zoológico de Wenlig (Zhejiang, China) celebró el pasado jueves la boda de una pareja de monos: Wukong, de 7 años, y su novia Xiaoya, de 6, fueron los protagonistas de esta ceremonia, organizada por el zoo con el objetivo de atraer más visitantes.
Sabido es que los parques tienen cada vez más dificultades financieras para cuidar adecuadamente de sus animales y buscan soluciones alternativas que aumenten sus ingresos. Algunos zoos venden o subastan las obras que pintan sus “artistas”. En el de Milwaukee, por ejemplo, los cuadros de la elefanta africana Brittany se venden en la tienda de souvenirs a USS 30 cada uno. “Parece que pintar le gusta de verdad, y siempre crea cosas nuevas”, cuenta Danielle Faucett, su domadora.
Muchos otros animales, como chimpancés, canguros, ocelotes e, incluso, leones de mar o algún que otro rinoceronte, pueden hacer lo mismo. De hecho, en los zoológicos son estimulados para que pinten como una actividad cerebral, y hasta ahora, las producciones artísticas se tiraban. Pero visto que los amantes de los animales está dispuestos a pagar cientos –a veces, miles– de dólares por estas pinturas, los parques han empezado a incluirlas entre sus artículos a la venta. Los compradores saben que tal vez no están adquiriendo una obra de arte, pero que su dinero va a una buena causa.