sábado, julio 26, 2008

Pequeño, pero matón



Contra la creencia general, no son los pit bull o los rottweiler los perros más temibles. Según publica el Sunday Telegraph en su edición del último domingo, un estudio nortemericano realizado por la universidad de Pennsylvania (EE.UU.) pone en cabeza de lista de agresividad al teckel.
El examen ha sido efectuado sobre 6000 perros de 33 razas, y las conclusiones hablan por sí solas: un teckel de cada cinco ha mordido o intentado morder a un transeúnte y uno de cada 12 ha amenazado a su dueño. El segundo lugar lo ocupa el chihuahua y el tercero, el Jack Russell.
Uno de los investigadores, doctor James Derpell, explica que tal vez los perros pequeños están genéticamente más predispuestos al comportamiento agresivo que otros más grandes como el rottweiler o el pit bull, ambos en puestos medios de la clasificación. Subraya además que la mala fama de los perros grandes se debe al hecho de que sus mordiscos requieren más a menudo de cuidados médicos.
Cierran la lista el basset, el golden retriever, el labrador y el gryhound belga, reconocidos por este estudio como los más pacíficos.