martes, julio 01, 2008

Perdidos en la gran ciudad


Un taxista de Nueva York (EE.UU.) que salvó a una familia de patos de morir atropellados cuando los palmípedos cruzaron una calle de mucha circulación vehicular ha sido recompensado por su accionar.
Sergio Castillo conducía a un pasajero por Park Avenue cuando vio que una pata y sus hijitos atravesaban la calzada. La mamá pata había llegado sana y salva al otro de la calle 67, pero los patitos, asustados, se escondieron bajo el taxi del señor Castillo, quien frenó bruscamente, descendió del vehículo, reagrupó a los animalitos y se los devolvió a la pata. Más tarde, un guarda se encargó de llevarlos a su redil: Central Park.
La Comisión Taxi & Limousine de NuevaYork ha decidido galardonar al señor Castillo y la sociedad NYC Ducks (Patos de Nueva York), que brinda visitas guiadas por la ciudad en vehículos anfibios mitad barco mitad autobús, ha premiado al taxista y a toda su familia con pasajes gratuitos.