jueves, julio 31, 2008

La rana de la discordia


Franz Pahl, candidato regional electo de Bolzano (norte de Italia), inició hace ocho días una huelga de hambre para protestar contra la exposición en el nuevo Museo de Arte Moderno de la ciudad, el recientemente inaugurado Museion, de la escultura de una rana crucificada, con un huevo en una mano y una jarra de cerveza en la otra, obra del ya fallecido artista alemán Martin Kippenberger. “La provocación sigue, la rana ha sido solamente desplazada, no la han retirado”, expresó el manifestante a la agencia de noticias italiana Ansa.
Tras las encendidas quejas formuladas por parte de representantes de la iglesia católica, como el obispo Wilhelm Egger, o de fuerzas políticas (Union Fuer Suedtirol y Alianza Nacional, entre otras), la directora del Museion, Corinne Diserens, trasladó la pieza al tercer piso. Pero la dejó en exhibición, porque, según declaró, se opone a la “manipulación de una obra de arte con fines políticos”.