viernes, febrero 06, 2009

Prueba incontestable


El alcalde de Volkach, una pequeña ciudad alemana, propone hacer un listado del ADN de los perros de la localidad para descubrir a los que ensucian las calles y multar a sus propietarios, quienes deberán abonar 86 euros por la infracción. El proyecto contempla también ofrecer una recompensa de 20 euros a las personas que denuncien estos casos.
Peter Kornell, el alcalde, lamenta que la extracción de las muestras necesarias para su análisis de pelo o saliva de los animales dependa únicamente del consentimiento de los dueños de los 420 canes registrados en el ayuntamiento, ya que ninguna ley alemana obliga por ahora a someter a los perros a estudios de ADN.