viernes, octubre 03, 2008

El ojo del abejorro


Nissan, fabricante japonés de automóviles, presentó el pasado martes su nueva tecnología anti colisiones, inspirada en el ojo del abejorro, un órgano sumamente complejo y dotado de una visión a 300 grados que evita que los insectos choquen entre ellos en pleno vuelo.
El prototipo, exhibido en el salón de electrónica Ceatec (en las afueras de Tokio), es un “micro coche” de un metro de alto llamado BR23C, una especie de robot dotado de un sensor que detecta obstáculos en un radio de 180 grados y a una distancia de hasta dos metros. La información se transmite a un microprocesador que inicia inmediatamente una maniobra anti colisión.
Así, el robot se aleja rápidamente sobre sus ruedas en cuanto una persona se para de repente ante él, al tiempo que sus ojos cambian de color.
Por ahora, este prototipo parece un juguete, pero Nissan espera introducir en sus autos esta tecnología, desarrollada conjuntamente con la universidad de Tokio, en un futuro aún no determinado.
“Una fracción de segundo después de haber detectado un obstáculo, el robot cambia de dirección doblando sus ruedas en ángulo recto o más para evitar una colisión”, explicó el ingeniero encargado del proyecto, Toshiyuki Ando. “El proceso es similar al que realizan los abejorros, todo debe desarrollarse en un instante”, prosiguió. “La mayor diferencia con los sistemas ya existentes es que la maniobra de evitación es totalmente instintiva. Sin esto, el robot no podría actuar con la rapidez necesaria para evitar los obstáculos”.