sábado, mayo 10, 2008

Aprender a convivir



Son muchas las personas que se compran un animal de compañía para aliviar su soledad, pero algunos desconocen las necesidades reales de sus nuevos compañeros. Consciente del problema, Suiza ha preparado una nueva ordenanza sobre la protección de animales que entrará en vigor el próximo 1 de septiembre.
Entre las flamantes disposiciones, es obligatorio que los aspirantes a propietarios de cualquier raza de perros reciban una formación adecuada. Hasta 2010 podrán seguir este aprendizaje, que les enseñará, entre otras cosas, que está prohibido disparar armas de fuego para castigar a su perro o que deberán destinar un mínimo de cinco horas diarias para que el animal pueda retozar y jugar.
Por su parte, los dueños –tanto profesionales como particulares– de más de tres cerdos, cinco caballos, 10 ovejas, 150 gallinas ponedoras o 200 pollitas también habrán de seguir un curso específico.
Y los hamsters y los loros, que en su estado salvaje evolucionan en grupo, deberán “mantener contactos sociales apropiados con sus congéneres”, ya que son reconocidas como especies sociales,.
La nueva ley contempla también la suerte de la mascota más numerosa en Suiza: los pececitos rojos, que antes de ser eliminados por el inodoro o el fregadero, recibirán “sustancias sedantes de venta libre, que no requerirán receta del veterinario”.