lunes, junio 09, 2008

Enemigo mortal


El peor enemigo del cocodrilo australiano de agua dulce es, sin ninguna duda, el sapo de la caña (Bufo marinus), debido al veneno que éste almacena en sus glándulas parótidas. Según publica el diario británico The Guardian, el prestigioso biólogo de la universidad de Sidney, Mike Letnic, estima que este batracio es el responsable de la muerte de más de 1000 cocodrilos en el norte del país en los últimos dos años. “Aparecían flotando en el agua tras haberse comido a los sapos”, dice.
El Bufo marinus fue introducido en Australia a principio de los años 30 para proteger los cultivos de caña de las plagas de insectos que los asolaban (más información en el post del 16/7/2007), pero su extraordinaria capacidad reproductiva está causando un grave desequilibrio en el ecosistema australiano, pues su población ha pasado de los 102 ejemplares llegados al país en 1935, a los más de 200 millones de la actualidad.