sábado, junio 07, 2008

Perros funcionarios


La Corte Suprema de Noruega acaba de expedir un fallo que determina que los perros policía pueden ser considerados como funcionarios y, por tal motivo, las agresiones en su contra deben ser castigadas de la misma manera que las sufridas por los agentes de la fuerza pública.
Los hechos juzgados se remontan al 19 de mayo de 2007, cuando un hombre que intentaba penetrar en una casa de la ciudad de Bergen fue inmovilizado por Vera, un ovejero belga malinois, y mientras un policía le ponía las esposas, el malhechor golpeó al perro.
Condenado por tentativa de robo, el acusado había sido absuelto en primera instancia y en apelación de la acusación de violencia contra un agente del servicio público, absolución ahora anulada por la más alta instancia judicial del país.
“Recurrir a la violencia contra un perro policía utilizado como auxiliar en el ejercicio de un servicio público, y que está bajo las órdenes directas de un funcionario, infringe el artículo 127 del Código penal noruego que protege a los agentes del servicio público”, consideraron los jueces de la Corte Suprema. “En estos casos, el policía y el perro operan como una unidad, y para que el artículo 127 cumpla su propósito, la agresión a un perro debe ser juzgada igual que la agresión a un funcionario”, precisaron.
La pena para este caso puede ser de tres años de prisión.