lunes, agosto 25, 2008

Al rico helado


Para hacer más llevadero el intenso calor estival , los cuidadores del refugio para animales salvajes El Arca de Noé (Alicante, España) les dan de comer a sus osos barras de hielo de un metro y medio rellenas de los alimentos que consumen normalmente: frutas, verduras y pescados, sobre todo. “Tenemos cuatro osos siberio-canadienses y con el calor empiezan a jadear. Ahora se pasan el día abrazados a sus helados encontrando sorpresitas y la idea funciona”, explicó Serafín Domènech, director del centro. "La península ibérica es el único lugar de Europa donde uno puede tener un león, un gorila o un tigre en su casa. Normalmente los adquieren nuevos ricos, artistas o personas famosas que los tienen en su jardín", añadió. "Por ejemplo, un matrimonio joven compra un tigre que cuando es pequeño parece un muñeco, pero cuando tienen hijos y el cachorro crece, llegando a pesar 70 kilogramos a los 6 meses, la madre se asusta y lo terminan abandonando".
El Arca, fundación internacional de defensa de los animales que alberga a más de 300, se financiaba con un subsidio más las 140.000 visitas que recibía anualmente. Según cuentan en su página web, actualmente atraviesan graves dificultades, debido a una normativa europea que obliga a cerrar al público este tipo de centros. Para saber más: www.arca1.com