jueves, agosto 28, 2008

Sus mejores amigas


Un ciudadano de Tokio (Japón) atendido en un hospital por un mordisco de serpiente fue arrestado cuando la policía descubrió que albergaba en su pequeño departamento del moderno barrio de Shibuya 51 reptiles, algunos de ellos, extremadamente venenosos.
A pesar de que tiempo atrás una mujer ya se había quejado de haber sido mordida por una de estas serpientes durante una visita a su propietario (aunque sin consecuencias graves), las autoridades no intervinieron hasta que Nobukazu Kashiwagi, un estibador de 41 años, fue mordido a su vez por su mamba verde oriental, animal muy peligroso originario de África austral, y tuvo que ser trasladado a un centro médico.
Entre los ejemplares más hermosos de su “colección” figuraba una mamba negra de 1,90 metros, considerado uno de los más venenosos del mundo.
Además, y a pesar del poco espacio disponible, el señor Kashiwagi se había iniciado en la cría de ratas para alimentar a su zoo privado.

3 comentarios:

sweepstake lotto dijo...

Concentrate to the things that could give information to the people.

Poliester dijo...

Felicitaciones!!! Adoré tu página y por supuesto volveré a pasar por estos lados...

àngels miarnau dijo...

Gracias por la visita y comentarios.