jueves, agosto 14, 2008

Multiplicado por cinco


La señora McKunney, una norteamericana que hizo clonar a su perro muerto (ver post del 19 de marzo, Booger bis), acaba de recibir, muy emocionada, las cinco “copias” de su adorado Booger en Seúl (Corea del Sur).
Los cinco cachorritos nacieron el 28 de julio de dos madres portadoras, según explicó Ra Jeong-chan, presidente de la compañía surcoreana RNL Bio, que le ha presentado a su clienta una factura con un importante descuento sobre el precio de U$S 150.000 acordado inicialmente.
En efecto, para celebrar el primer “trabajo” de la sociedad de clonación canina que ha lanzado conjuntamente con la Universidad nacional de Seúl, la empresa no le cobra a la señora McKunney más que U$S 50.000.

3 comentarios:

Raquel Ricote dijo...

La clonacion.. no creo que saquen nada bueno de esto...

lully desnuda dijo...

Un sistema multiplicador pero inquietante tengo mis reservas sobre el tema. Eso sí, la mascota de la señora, hermosa.

Un abrazo desde mi alma!

àngels miarnau dijo...

La controversia en el mundo científico es enorme y comprensible. Clonar vida para curar enfermedades y alargar la del hombre es algo positivo... que se presta a terribles posibilidades de manipulación. Suena a muy peligroso.
Gracias por la visita y los comentarios.