viernes, septiembre 21, 2007

Extraña pareja


En Neilingding Island (Goangdong, China), un monito recién nacido que había sido abandonado por su madre se estaba dejando morir cuando fue encontrado por un equipo de rescate y trasladado a un hospital de animales de la zona. A pesar de que gracias a los cuidados que recibió su estado de salud mejoró rápidamente, el pequeño macaco sufría una depresión profunda, debida sin duda al rechazo materno, de la que sólo empezó a curarse cuando se encariñó de una paloma blanca que vivía en el mismo parque. Hoy, la paloma y el mono (que ya cumplió tres meses) son inseparables.
Las relaciones entre animales de distintas especies son poco comunes, aunque tampoco resultan tan raras. En la naturaleza se dan a veces, como el conocido el caso de una cerda que “adoptó” a un bebé tigre que había quedado huérfano y lo alimentó como a uno más de sus cerditos; o el de un caballo que se crió con los demás cachorros de una jauría de perros.

3 comentarios:

Javier dijo...

¡Hola Àngels!. Me alegra mucho saludarte. He estado hospitalizado por quinta vez en lo que va de año. Volver y encontrarme con este post tan tierno, además de tus comentarios en mi blog, ha sido un regalo de bienvenida. Si te parece bien voy a publicarlo y de paso te remito lectores...que disfruten de tu buen hacer. Recibe mi afecto, y mi amistad.

àngels miarnau dijo...

Javier, bienvenido por aquí, ya te extrañaba... Espero que hayas vuelto sensible y creativo como siempre y que te sientas mucho mejor.
Claro que me parece bien que me publiques, eso estimula a seguir escribiendo lo que a uno le parece interesante, te lo agradezco mucho.
Ahora me voy a dar una vuelta por "tu casa".
Un beso

Javier dijo...

Eres un encanto. Que la vida te sonria. Te deseo lo mejor. Un besito