miércoles, septiembre 12, 2007

Vitaminas sonoras


Nguyen Chi Cong, un granjero vietnamita, afirma que la productividad de sus cerdos ha aumentado notablemente desde que les hace escuchar música clásica . Su descubrimiento fue casual, cuando hace seis años empezó a difundir por altavoces sinfonías de Beethoven, Schubert y Mozart para que sus obreros se relajaran, y se dio cuenta de que los cerdos comían y engordaban más de lo acostumbrado. Actualmente, las sesiones musicales tienen lugar todos los días, de 7 a 11 y de 14 a 16. Si bien está técnica empieza a ser aplicada en otros países y con otros animales (una vacas españolas dan más leche desde que escuchan a Mozart), Nguyen Chi Cong está convencido de ser el primero en utilizarla en Vietnam. Y aunque reconoce que su hallazgo carece de bases científicas, está enseñando el método a los numerosos campesinos de la zona que desean mejorar el rendimiento de sus granjas.