lunes, julio 23, 2007

Mi vida en tus manos


Muy interesado en los resultados de un experimento realizado con un grupo de siete ratas, el ministerio de Defensa colombiano contribuirá al financiamiento de su continuidad. Tras tres años de aprendizaje, estos roedores son ahora expertos detectores de explosivos, y saben “reportar” el hallazgo a sus entrenadores alzándose sobre sus patas traseras. El porcentaje de aciertos es altísimo: 98%, y según la bióloga Elsa Cifuentes, la descendencia de las siete ratas aprenderá mucho más rápida y fácilmente, pues la genética hará que las pequeñas crezcan con los conocimientos básicos para la detección de sustancias explosivas ya incorporados.

1 comentario:

Rubén dijo...

Muy curioso. ¿Te imaginas llegar a un aeropuerto y ver estas ratitas circulando por entre las maletas y el equipaje? No quiero ni pensar en la histeria de más de alguna subida en la primera silla... no, yo creo que va a ser menos traumático seguir haciéndolo con perros como hasta ahora :)