jueves, julio 05, 2007

¿No es una belleza?


El Safaripark, un zoo próximo a Gütersloh (Alemania), tiene un nuevo inquilino que despierta la curiosidad de todos sus visitantes. Su nombre es Eclyse, tiene catorce meses y acaba de llegar de Italia. A primera vista no queda nada claro si se trata de un caballo o es una cebra. En realidad, proviene de la cruza de una cebra macho y una jumenta y pertenece a una especie de híbridos que fue descubierta a finales del S.XIX. Más inteligente que las mulas y también más fuerte y fácil de conducir que ellas, esta especie fue en un principio incorporada por los ingleses a sus regimientos indios. También se convirtió en un animal frecuente en los circos, pues es rápida y salta muy bien. Por supuesto, su pelaje suele ser rayado y uniforme; el de Eclyse es un capricho de la naturaleza, que ha hecho de él la principal atracción del zoológico alemán.

2 comentarios:

Pachi dijo...

En realidad, a nadie le importa como se llama. Es hijo de la naturalea, y es bonito.

¿Sabrán los expertos por qué se dio la hibridez?
Acaso no guarde mucho secreto y sea un simple caso de inseminación artificial.
Mut bueno.

Javier dijo...

Resulta sorprendente ver esta imagen. La naturela posee ese poder creativo. Parece infinita, májica. Cada día se descubren nuevas especies. Hay infinidad de flora y fauna descubierta que aún no hemos visto. ¿No es maravilloso?. Pensamos que sólo tenemos a las especies de los zoólogicos, cuando vivimos en un mundo de una variedad animal inagotable.
Atentamente: Geno