viernes, agosto 03, 2007

Vencer o morir


Una de las mascotas más apreciadas en Japón por niños y adultos es el escarabajo rinoceronte, allí llamado kabutomushi, afición que ha generado negocios de todo tipo: libros, revistas, juguetes, películas, juegos de video… y combates organizados. Hoy se desarrolla uno de estos campeonatos, en el que van a participar 15 kabutomushis, algunos de ellos procedentes de Camerún, Filipinas, Australia e Indonesia. El precio de estos animalitos (especie considerada la más fuerte del planeta, pues llega a levantar 850 veces su propio peso) asciende permanentemente, y uno de estos ejemplares puede valer hasta U$S 8000, dinero que su dueño ve esfumarse si su luchador es derrotado en la pelea, que es a muerte, ya que finaliza cuando uno de los contendientes clava en el otro el afilado cuerno que tiene en la cabeza.