miércoles, octubre 03, 2007

Adulterio comprobado


Los cisnes, a menudo elegidos como símbolos de fidelidad y amor eterno, también engañan a su pareja. A esta conclusión llegó un equipo de investigadores de la facultad de Zoología de la universidad de Melbourne (Australia), tras observar que los tests de ADN realizados a un grupo de cisnes negros demostraban que de cada seis crías, una provenía de una relación “extraconyugal”. “Desde siempre, los cisnes han tenido fama de ser muy fieles, pero nuestro trabajo muestra que la infidelidad es común entre los cisnes negros”, declaró Raoul Mulder, director de investigaciones. Para descubrir la conducta sexual de los palmípedos, los científicos colocaron un chip en el plumaje de los machos y un descodificador en el de las hembras. Raoul Mulder explicó que mediante este procedimiento, “el descodificador de la hembra detecta el chip del macho en el momento de la cópula y graba su identidad y la hora del encuentro; así podemos conocer los movimientos del macho”.