jueves, octubre 04, 2007

De la cloaca al trono



El éxito de Ratatouille, película de dibujos animados cuyo protagonista es Rémy, una pequeña rata de las cloacas parisinas que sueña en convertirse en un gran cocinero chef, ha ocasionado en todos los países donde ha sido estrenada un gran aumento de las ventas de estos roedores como mascotas. Producido por los estudios Pixar (California, EE.UU.), el film bate récords de taquilla en Francia, donde lo han visto hasta ahora cerca de 7.000.000 de espectadores. “Desde el estreno de la película, las ratas se han puesto de moda", explica Gérald Moreau, director de la Asociación de Promoción de la Rata como Animal de Compañía (APRAC). En estos meses, las visitas a su página de Internet se han triplicado y la venta de accesorios para ratas ha aumentado un 40%. En otro tiempo mascota de punks y adolescentes rebeldes, la rata es hoy la reina de las tiendas de animales, que señalan un importante incremento en sus ventas; la más buscada (y más cara) es la hembra azul de orejas caídas tipo Dumbo.
Según Gérald Moreau, que tiene 19 ratas, éstas “son más inteligentes y más interesantes que los ratones o los hámsters. Reconocen su nombre y se encariñan con su dueño; pueden jugar como lo hace un perro o un gato”. Sin embargo, aconseja a los padres que reflexionen antes de comprarles una a sus retoños, pues “estos roedores son muy sociables y necesitan mucha atención y mimos”. Y termina dándoles un consejo: “No hay que poner un macho y una hembra en la misma jaula: es una forma segura de tener hasta 15 pequeñas ratas más cada tres semanas”.