lunes, octubre 22, 2007

En el nombre del arte


Crece en todo el mundo la indignación hacia el artista costarricense Guillermo “Habacuc” Vargas, quien pagó a unos chicos para que le consiguieran un perro callejero al que dejó morir de hambre en una muestra artística desarrollada en Managua (Nicaragua) el pasado mes de agosto. Habacuc ató al animal a una pared de la galería y pidió que nadie le diera comida ni agua. Su obra de arte constaba además de una frase realizada con alimento canino que decía: “Eres lo que lees”; fotos; un audio con el himno sandinista tocado en reversa y un inciensario en el que el día de la inauguración se quemaron 175 piedras de crack y una onza de marihuana. Durante la exhibición, algunos visitantes pidieron la libertad del perro, a lo que el artista se rehusó. Famélico y enfermo, el animal murió a la vista de todos al cabo de un día. Guillermo Vargas (Primer Lugar Bienarte 2007, San José, Costa Rica; Primer Lugar Bienarte 2005, San José, Costa Rica, entre otros premios) declaró al diario La Nación de Costa Rica que su composición era un tributo a Natividad Canda, un ladrón nicaragüense muerto tras haber sido atacado por dos rottweiler que defendían una propiedad privada en la que había ingresado para robar. “No voy a hablar de que el perro murió”, prosiguió, “lo importante para mí es la hipocresía de la gente: un animal se convierte en el foco de atención si está en un lugar donde las personas vienen a ver arte, pero no cuando está muriendo de hambre en la calle. Y nadie hizo nada, nadie llamó a la policía ni liberó al perro ni le dio comida”. Y sostuvo: “Lo mismo sucedió con el pobre Natividad Canda. Nadie se conmovió por él hasta que murió”.
El artista, elegido junto a otros cinco para representar a su país en la Bienal Centroamericana Honduras 2008, está siendo objeto de un boicot online que pide firmas para que se le prohíba participar en el evento, de gran importancia cultural en Centroamérica.

2 comentarios:

Laura dijo...

Este señor, seudo artista que precisa impactar para hacerse notar, debería estar preso por violar los derechos de los animales. ES un psicópata, perverso al que tendrían que cerrarle todos los caminos del arte. Violencia es él que la manifiesta con un animal que ni siquiera tuvo la opción de defenderse. El gobierno no debería estar ausente. La galería y los organizadores deberían ser castigados. La justicia tarda, pero llega, y esa galería y esa bienal quedaron manchadas de una sangre inocente. Todos ellos son unos HDP mal nacidos. Ojalá en el pais las personas y los artistas los desprecien y le hagan tambien el boicot a ellos.No merecen estar en el ámbito artístico. Si quisieron fama, aquí la tienen!!! Ojalá que la gente no olvide y repercutan sobre ellos todas las malas ondas que le enviamos desde todos los paises.
Laura Montanaro
www.lauramontanaro.com

àngels miarnau dijo...

Claro que tendría que ser enjuiciado y sentenciado por un tribunal de justicia, y esperemos que así suceda... Pero el castigo social (el vacío, la convocatoria masiva a un boicot, la petición de firmas, la "degradación" entre sus pares) también es muy importante, y más le debe de doler a quien se presenta como artista, está acostumbrado a los premios y se exhibe tanto como su obra. Por eso quiero aportar desde aquí mi granito de arena y añado al pie de la nota la dirección de la gente que está coordinando el boicot. Yo ya he firmado y ojalá lo haga mucha gente.
Gracias por tu visita. Quiero decirte que antes de contestarte me he pasado por tu "casa" y todavía tengo los ojos llenos de preciosos colores y el corazón mucho más contento. Mirar tu pintura me ha procurado placer y alegría.