martes, marzo 18, 2008

Hielo vital



Alrededor de 1500 pequeñas focas recién nacidas durante las últimas semanas en el mar Báltico corren el riesgo de morir de frío… a causa del calentamiento global, según un comunicado que la WWF (la organización mundial de conservación World Wildlife Fund) publicó en Alemania la semana pasada. “La situación es dramática”, subrayó Cathrin Münster, de la filial de la WWF de Stralsund. “Es posible que en determinadas zonas ninguno de los bebés focas nacidos recientemente pueda sobrevivir”.
Y es que hacía siglos que, debido al calentamiento global, no se producía un deshielo tan precoz como el de este año, por lo que las nuevas madres no encuentran hielo suficiente para cavar los hoyos donde sus crías deben pasar el tiempo necesario para constituir la capa de grasa que las protegerá del frío.
Las zonas más afectadas son los países bálticos en general y la costa sudoeste de Finlandia, el golfo de Finlandia y el golfo de Riga en particular, donde viven alrededor de 10.000 focas anilladas.