martes, marzo 25, 2008

Jubilación merecida


El teatro ruso Mariinsky (antiguo ballet de Kirov) de San Petersburgo acaba de despedir a una de sus más fieles artistas: se trata de Monika, un asno hembra de 21 años, quien será reemplazada a partir de ahora por su joven congénere Alina.
Monika se jubila después de 19 ininterrumpidos años de llevar a Sancho Panza sobre su lomo en cada función del ballet Don Quijote.
Durante su fiesta de adiós, Monika recibió muchos regalos de sus compañeros, entre ellos, una chalina, un delantal y un pastel de zanahorias, y esbozó unos pasos de vals con una de las bailarinas.
“Le encanta actuar y adora los aplausos”, explicó Tatiana Solomatina, portavoz del zoo donde vivía Monika entre las representaciones. “Y sabía exactamente cuando debía salir a escena, sin que ni siquiera hiciese falta acompañarla”, añadió.