martes, diciembre 04, 2007

Y yo con estos pelos...


¿Sin ganas de ver todos los días a su gata con la misma cara? Póngale una peluca, aconseja Julie Jackson desde kittywigs.com. “Si usted tiene en su casa cualquier criatura con una cabeza más grande que una nuez, usted necesita una Kitty Wig”, asegura esta norteamericana, que empezó creando pelucas para su gatita Boones y hoy las vende por Internet.
Si quiere ver a su mascota elegante, moderna y esencialmente femenina, no cabe la menor duda de que la peluca ideal para ella es el modelo Pink Passion. Pero si prefiere que tenga un aspecto entre tímido y malicioso, lo mejor será que luzca una Bashful Blonde, que además realzará sus ojos y le dará un aspecto levemente bronceado... Claro que si la ocasión se presta, nada mejor que la Silver Fox, el colmo de la sofisticación, que la hará sentir sexy e inteligente, o la Electric Blue, con la que tendrá una apariencia llamativa en grado sumo.
A un costo de U$S 50,00, cada peluca se entrega en una caja redonda de metal, colocada sobre un molde y envuelta en una redecilla que ayuda a mantener la forma y el brillo. La caja contiene también completas instrucciones para su cuidado, sugeridas por fotógrafos profesionales, y un ratoncito de juguete. Por ahora los envíos se hacen únicamente en los EE.UU.