lunes, febrero 04, 2008

Belleza artificial


Algunos pececitos de acuario cuestan mucho más caros desde que a alguien se le ocurrió tatuarlos con diferentes dibujos y colores. En efecto, mediante inyecciones de colorantes bajo la piel, peces que normalmente no se distinguen por su colorido hoy se venden al doble o triple de su valor inicial en tiendas como Paper Street de Suzhou (Jiangsu, China). Verde fluo, naranja fluo, azul fluo… hay para todos los gustos, mientras el color sea fluo o tengan tatuajes efectuados mediante láser que reproduzcan, por ejemplo, flores.
Estas técnicas debilitan a los peces y acortan su vida. Además, la coloración es efímera; dura el tiempo de engañar al cliente, que poco después se encuentra con un pez descolorido que no se parece en nada al que fue objeto de su capricho.
Hasta ahora, las especies víctimas de esta práctica son:
Chanda rancya, con 6 o 7 coloraciones diferentes sobre lomo y vientre
Corydoras aeneus y aeneus albinos
Gymnocorymbus ternetzi
Barbus tetrazona rojo
Colisa sota

Discus

1 comentario:

GenesisCEO dijo...

hey~nice blog, i like your blog, stay cool~