martes, febrero 26, 2008

Se dice de mí... (V)


CORTAR EL BACALAO
Se utiliza esta frase para definir a la persona más importante o que más manda en algún lugar.
El bacalao seco se partía en las pescaderías con una cuchilla afiladísima, una especie de guillotina para cuyo manejo se necesitaba fuerza y destreza; de ahí que el responsable de cortarlo fuera el jefe o encargado.
Por otra parte, el bacalao salado, frecuentemente otro tipo de pescado en salazón que se vendía como bacalao, era en tiempos comida propia de gente humilde. Quien lo cortaba y servía era, como era de rigor, el padre de familia. Asimismo, esta salazón era con frecuencia alimento de los esclavos que trabajaban en las plantaciones de azúcar del Caribe y era el capataz el que lo partía y lo distribuía. Cualquiera de estas razones podría explicar el origen del dicho.

COSTAR MÁS QUE UN ELEFANTE BLANCO
Se llama así a lo que, pese a ser sumamente valioso y difícil de conseguir, no tiene ninguna utilidad.
El dicho se refiere a la costumbre de los reyes del antiguo reino de Siam, hoy Tailandia, de regalar elefantes albinos, considerados prácticamente sagrados, a las personas a las que querían agasajar: aparentemente era un regalo espléndido, pero pronto comprobaban que los gastos de manutención eran elevadísimos.

LAS RATAS ABANDONAN EL BARCO
Se emplea esta frase para anunciar que alguien escapa de un lugar o renuncia a sus responsabilidades ante el anuncio o el presagio de un acontecimiento negativo.
Antiguamente, los marineros contaban que cuando las ratas que poblaban las bodegas se lanzaban al mar, había que dar por seguro un inminente naufragio, pues estos animales tenían un sentido especial que les hacía buscar la muerte antes que vivir la tragedia. De ahí procede la expresión.

EL CANTO DEL CISNE
Los antiguos creían que los cisnes tenían la extraña y lírica costumbre de entonar un armonioso canto justo antes de morir.
La verdad es que los cisnes no cantan nunca, sino que emiten una especie de graznido, casi un ronquido, de lo más desentonado. Dado que tal ave es en el arte símbolo de armonía y belleza, se sublimaron también en la Antigüedad clásica sus escasas dotes canoras. Así lo hicieron, entre otros, Platón y Esopo.
Hoy se llama canto del cisne a la última obra o actuación de una persona, que suele ser, por lo general, la más acertada.
.
.
DICCIONARIO DE DICHOS Y FRASES HECHAS
Alberto Buitrago