martes, febrero 12, 2008

Impuesto al amor


El pasado 8 de febrero, el periodista moldavo Mihail Vakulovski publicó un artículo sobre los diferentes impuestos en vigor o susceptibles de ser votados en Rumania. Entre ellos, una ley sufragada en el Senado y a la espera de su aceptación en la Asamblea, que pretende gravar los apareamientos de animales. El objetivo de esta norma es disminuir la cantidad de animales callejeros y obligar a los propietarios de mascotas a mantener un control indirecto sobre los nacimientos. Según el proyecto de ley, si un perro o un gato es sorprendido en flagrante "delito de amor", su dueño deberá pagar hasta € 2800.
La sociedad protectora de animales rumana advierte que el riesgo de imponer este impuesto a los ciudadanos poseedores de mascotas es que terminen por abandonarlas y, en consecuencia, aumente la cantidad de animales vagabundos en las calles.