lunes, enero 21, 2008

Control remoto


Investigadores japoneses y americanos han puesto a punto un robot humanoide cuyas piernas se activan a distancia por las señales detectadas en el cerebro de un mono caminando en el otro extremo del planeta, lo que en el futuro podría ayudar a que personas inválidas puedan moverse.
Esta proeza, que alía robótica y neurociencias, fue anunciada conjuntamente la semana pasada por la Agencia de Ciencia y Tecnologías japonesa y la universidad Duke de los EE.UU.
“Conseguimos comunicar de los EE.UU a Japón los datos resultantes del cerebro de un mono al detectar las transmisiones nerviosas responsables de los movimientos de las piernas”, explicaron los científicos. “Y después logramos controlar las piernas del robot en tiempo real gracias a estas señales, de manera que el robot anda igual que el mono”, prosiguieron. Es decir, han hecho que un robot sea movido a distancia por el cerebro de un primate. Se trata, sostienen, de un avance único en el mundo.
Los investigadores americanos entrenaron a dos chimpancés para que caminaran sobre una cinta rodante como los humanos, y grabaron las señales procedentes de varios centenares de neuronas que controlan los movimientos.
Por su parte, el equipo nipón convirtió estas informaciones en instrucciones comprensibles para su robot androide.
“Gracias a estos resultados, podemos decir que hemos dado un gran paso en la posible realización de prótesis neuronales que podrían devolver sus capacidades motoras a paralíticos”, subrayaron los investigadores.