viernes, enero 11, 2008

Perros con zapatos



Si hay pelucas para gatos, ¿por qué no tendría que haber zapatos para perros?
Imaginemos lo que debe de ser andar descalzos todo el día sobre mugre y suciedad. Y sigamos imaginando que una criatura en estas condiciones salta a nuestra cama y se acuesta con nosotros…
Según publicitan sus fabricantes, Poochey shoes mantiene las patas de nuestra mascota protegidas y limpias, y su suela de caucho flexible proporciona mayor confort y seguridad. Aseguran también que estos zapatos son anatómicamente adecuados, con ajustes especiales para las pezuñas traseras, que son más pequeñas.
Vienen en varios colores y tallas y se consiguen vía Internet en Shoo Shop por módicos U$S 68.
Los creadores de Poochey shoes parecen entusiasmados con su invento. ¿Lo estarán también sus destinatarios?

2 comentarios:

Enrique5 dijo...

Es absolutamente genial, ahora lo entiendo todo. Durante años estuve trabajando en una importante empresa en la que mi jefe, un hombre de ya avanzada edad y humor agrio con un carácter más bien apático y distante en su trato hacia las personas nos hacía temblar cada vez que se paseaba por nuestro departamento. Yo siempre noté algo raro en él, especialmente porque era pulcro en el vestir, lo hacía siempre de traje y corbata, pero nunca llevaba zapatos. Esto, como es lógico me llamaba mucho la atención y siempre pensé que era debido a alguna extraña enfermedad en sus pies o a alguna costumbre oriental que había adquirido en uno de sus viajes de empresa por algún país asiático. Ahora lo comprendo todo, el Sr. Morales no es un señor… es un ROT WAILER que nunca encontró unos zapatos apropiados para sus pies. Cuanto me alegro de que por fin alguien haya pensado en él, por fin mi jefe, el Sr. Morales, nuestro querido Rot Wailer podrá llevar zapatos adecuados, el lunes mismo le facilito la dirección de Shoo Shop y a ver si así cambia su malhumorado carácter. Aunque también debería cambiar de nombre porque no se yo si Morales es un nombre muy adecuado para un Rot Wailer.Un saludo.
PD. Me encanta tu blog.

àngels miarnau dijo...

Ja ja, me has hecho reír... y recordar a Javier, que a veces me escribía cosas muy divertidas. Le extraño.
Gracias por tu visita, comentario y permiso para publicar tu cuento.
Un abrazo para todos.