domingo, enero 20, 2008

Gato parlanchín


Lv, una abuela china de la ciudad de Changchun, asegura que su gato Mimi se ha convertido en una celebridad local porque habla (en chino, naturalmente). "Estaba jugando una partida de mahjong con unos amigos cuando de repente oí que alguien me llamaba 'Laolao' (abuela). Al principio pensé que había sido mi nieta, pero no podía ser ella porque no estaba en casa”, explica. Entonces se dio cuenta de que era su gato el que había emitido ese sonido.
“A lo mejor es porque mi nieta se pasa el día llamándome Laolao y Mimi lo ha aprendido a fuerza de oírlo tantas veces”, dice. Y agrega que el animalito está ampliando su vocabulario. “Cuando se despierta y no ve a nadie cerca, dice: ‘ren ne?’ (¿dónde está todo el mundo?). Y cuando estamos jugando al mahjong, se acerca y pregunta: ‘gan sha ne?’ (¿qué estáis haciendo?)".
La señora Wang, una vecina, asegura que la pronunciación de Mimi es muy clara, pero que “suena como una niña pequeña, aunque se trate de un macho”.