viernes, noviembre 02, 2007

Castigado


Un cocodrilo agresivo fue detenido y encarcelado ayer por la tarde tras haber intentado atacar a un grupo de amigos que volvían de un día de pesca. Los hechos sucedieron en el Yatch Club de Nhulunbuy, pequeña ciudad minera del norte de Australia, cuando los pescadores estaban subiendo su barco a la rampa del embarcadero. El cocodrilo huyó sin poder concretar su ataque, y la policía difundió alertas a través de las emisoras de radio locales hasta que el reptil fue capturado por agentes de los parques nacionales. Las fuerzas del orden lo encerraron en una celda de la comisaría de Nhulunbuy, donde ha pasado la noche, a la espera de su traslado durante el día de hoy a una granja de cocodrilos.