sábado, noviembre 24, 2007

Como pez fuera del agua


Un equipo de científicos ambientalistas de Florida (EE.UU.) ha descubierto que una especie de los peces killi, el killi del manglar, que habita en los pantanos de Florida, de las islas caribeñas y de América latina, puede sobrevivir fuera del agua. El hecho en sí no es extraordinario, pues otros peces, como el pez gato del sur de Asia o una perca india tienen esa misma facultad. Lo que resulta asombroso es que el killi del manglar es capaz de pasar muchos meses fuera del agua, refugiado en los árboles y alimentándose de insectos.
Para conseguir semejante hazaña, que les permite escapar de los periodos de sequía de su hábitat tradicional, las agallas de los killi se transforman y mantienen el agua y los alimentos. En cuanto al exceso de nitrógeno de la respiración, es excretado por los poros de la piel.
Este fenómeno es totalmente reversible, y cuando el pez entra nuevamente en contacto con el agua, vuelve a respirar como todos los peces.
El killi ya era conocido por ser totalmente hermafrodita: puede desarrollar a la vez los órganos sexuales machos y hembras y fertilizar sus huevos cuando todavía están en su cuerpo.