sábado, noviembre 10, 2007

A la cárcel


Un finlandés ha sido condenado a un mes y diez días de prisión efectiva por actos de violencia contra un conejillo de Indias, que debió ser sacrificado a causa de la extrema gravedad de las heridas recibidas.
El hombre, de 46 años y reincidente de la justicia, atacó al animalito mientras destrozaba el departamento de una amiga en Kuopio, a unos 400 km al norte de Helsinki.
El juez aclaró que, más allá de los daños causados en la vivienda, la pena le era impuesta por el ensañamiento con la pobre cobaya.