domingo, noviembre 11, 2007

"Fuiste un buen chico"


Dakota, pastor alemán de cinco años e integrante del grupo K-9 (perros adiestrados que trabajan con la policía), compañero en las calles de Vancouver (Canadá) del oficial Roger Evans, murió instantáneamente el 23 de octubre último a causa del disparo efectuado por un delincuente, armado con una Magnum 357 y drogado, al que perseguían. Ronald J. Chenette, de 38 años, condenado anteriormente por asesinato en segundo grado y asalto, puede ser ahora sentenciado a prisión perpetua si es declarado culpable.
Varios centenares de personas (civiles y policías de EE.UU. y Canadá, uniformados y con sus perros), asistieron al homenaje póstumo en memoria de Dakota celebrado el pasado lunes en la Fort Vancouver High School, y presentaron sus respetos al valeroso perro policía. Durante la ceremonia se sucedieron los discursos de distintos oficiales referidos a la bravura de Roger Evans y Dakota, a quien se le otorgó la medalla al valor y cuyo nombre llevará desde ahora un sector del Pacific Community Park de la ciudad.
Al final de la ceremonia, Roger Evans, entre lágrimas, dedicó un último tributo a su compañero: “Dakota, gracias por ser un magnífico camarada, amigo, perro policía. Gracias por protegernos a mis oficiales y a mí. Gracias por ser un guerrero y gracias por morir como un héroe. Dakota, fuiste un buen chico”.