viernes, junio 22, 2007

Alma de artista

“Go, Sammy”, le dice Mary Stadelbacher a su perro, quien, con el pincel a veces en la "mano", a veces en la boca, espera un gesto de ánimo de su entrenadora para continuar con su obra de arte. Sammy y otros dos labradores ingleses han sido adiestrados en su escuela para realizar creaciones abstractas sobre lienzos. Y pintan cuadros en lugar -o además- de buscar la pelotita o llevarle el diario y las pantuflas a su dueño. Por estos días, la universidad de Salisbury (Maryland, EE.UU.) está realizando una exposición de los mejores trabajos de los artistas. El público asiste encantado a la muestra, que ya celebró su primera venta: alguien pagó 350 dólares por una postal pintada por Sammy.