domingo, junio 10, 2007

Música, maestro


Los administradores de la madrileña granja Chirigota han tomado modelo de la técnica empleada en Israel para mejorar la producción lechera de sus vacas y la están aplicando con gran éxito en sus animales. El sistema se basa en procurarles a las vacas la mayor tranquilidad posible, lo que consiguen mediante sesiones diarias de exposición musical de las obras del genial Wolfgang Amadeus Mozart. Completan el “tratamiento” con camas de agua, aspersores y cepillos electrónicos. Los resultados son concluyentes: las vacas que escuchan la música de Mozart rinden hasta cinco litros más de leche por día. Que, por si fuera poco, viene mejorada en proteínas y propiedades alimenticias.