miércoles, junio 06, 2007

El delfín del Yangtzé



El delfín de lago chino es probablemente el cetáceo más amenazado del mundo. El animal pertenece a una rara especie de delfín de agua dulce conocida localmente como baiji. Se trata de un delfín blanco, casi ciego, similar a otras especies de agua dulce que habitan en los ríos Mekong, Indo, Ganges y Amazonas. A finales de los años '70, se creía que en el río sobrevivían varios cientos de delfines, pero un 1997 un estudio registró apenas 13 avistamientos.
La última vez que se vio a un baiji fue en 2004, mientras que el último ejemplar en cautiverio falleció en 2002. El gobierno chino había dispuesto un plan para crear una reserva en un lago de la provincia de Hubei y llevar allí a los delfines que se capturaran, pero no se encontró ninguno en la última expedición realizada por científicos de Japón, China, Suiza y Estados Unidos, que en dos barcos recorrieron 3500 km de río a la búsqueda de algún ejemplar. El director de la exploración declaró que creen que la extinción del cetáceo es inminente.