miércoles, junio 06, 2007

Se casan de blanco



Pampa, este hermoso ejemplar de tigre blanco, nacido en la Argentina de padres ingleses hace casi un año, fue presentado en sociedad el pasado jueves en el Zoológico Metropolitano de Santiago de Chile. Allí “se casará” con Luna, una tigresa blanca llegada hace dos años de México, y se espera que sean papás para diciembre.
El color blanco del pelaje de estos animales está causado por un gen recesivo, y generalmente tienen los ojos azules, excepto los albinos que los tienen rosados. También es llamado Tigre Real, debido a que se creía que el color de su piel le confería “poderes reales”, lo que provocó cacerías indiscriminadas que pusieron a la especie al borde de la extinción: se calcula que sólo quedan 210 tigres blancos (la mayoría, en cautiverio), por lo que la noticia de este “matrimonio” ha provocado gran alegría entre los defensores de los animales y el medio ambiente.