martes, junio 26, 2007

Refugios para mariposas

VivArmor Nature es una asociación regional dedicada hace más de 30 años al estudio y protección de la naturaleza en Baie de Saint-Brieuc (Bretaña, costa oeste de Francia).
Cuando en 2004 sus responsables constataron que en menos de un siglo se había extinguido una cuarta parte de las especies de mariposas de la zona, la entidad puso en marcha una campaña para la salvaguarda de estos insectos.Visto que las causas de su desaparición son el uso masivo de productos químicos y la falta creciente de terrenos baldíos, indispensables para la reproducción, VivArmor Nature invitó a los habitantes de la zona a crear "refugios para mariposas" en sus jardines y terrenos.
Fácil de implementar, tú también puedes generar el tuyo. Basta con que en tu jardín haya algunos m² de hierbas silvestres (ortigas, diente de león, “malas hierbas”...), dejes la hiedra en los árboles o los muros y no emplees tratamientos químicos, y habrás construido un lugar acogedor para estos magníficos insectos. Mediante este acto sencillo y poco exigente realizas un gesto en favor de la biodiversidad, pues no sólo se favorecen las mariposas, sino una buena cantidad de otros invertebrados, micro-mamíferos, lagartos... que ya no encuentran refugio en nuestros jardines excesivamente "esterilizados".
En apenas tres años, VivArmor Nature ha creado 103 Ha de refugios repartidos entre 150 sitios para que las mariposas puedan alimentarse y reproducirse.
Esta experiencia ganó en 2005 el primer premio Jean Roland (instituido por Reservas Naturales de Francia, bajo el lema: “Reconciliar al hombre y la naturaleza”) y el premio Micro Medioambiente, otorgado por National Geographic Channel, y los buenos resultados obtenidos han originado que otros departamentos franceses y diversas asociaciones adopten también la iniciativa.
Nosotros también habremos ganado un premio: la emoción y el orgullo que sentiremos este verano mientras, tomando la fresca en el jardín, disfrutemos del revoloteo multicolor de las “hermanas” mariposas nuevas y sepamos que estamos contribuyendo a que no desaparezcan.