jueves, junio 14, 2007

Esto sí es trabajar en equipo

Durante sus espectaculares razzias alimenticias, las hormigas de la especie Eciton burchellii, mucho más conocidas como hormigas soldado o marabunta, delegan en algunas de ellas el trabajo de tapar con sus cuerpos los agujeros y huecos que hay en el camino para facilitar el regreso al hormiguero del resto, que vuelven con cargas muy pesadas y alcanzan así velocidades máximas. La hormiga “puente” se queda quietecita mientras todas las demás le pasan por encima; transcurridos cinco segundos, abandona tan incómoda tarea y se incorpora a la fila.
Estas hormigas tropicales forman colonias de hasta 700.000 individuos, y cada 24 o 48 horas un tercio de ellas sale a buscar provisiones. Con esta organizada técnica, la cantidad de alimento que llevan al hormiguero se ve aumentada en un 26%, según un estudio que la revista británica Animal Behaviour publica en su número de junio.