martes, junio 12, 2007

Amigos son los amigos

Los demonios de Tasmania (llamados así debido a su mal carácter y espeluznantes chillidos) sufren desde 1996 una grave amenaza de extinción. Estos marsupiales, que habitan únicamente en esa zona de Australia, pueden desaparecer en un plazo de diez años debido a un cáncer que desarrollan en ojos, oídos y hocico y que les impide comer, por lo que terminan muriendo de hambre. Los biólogos australianos creen que la enfermedad se difunde a través de los mordiscos que los animales se producen unos a otros cuando luchan o se aparean. Ahora, la Warner Bros y Tourism Tasmania se han unido en el lanzamiento de una campaña destinada a aumentar los fondos para financiar las investigaciones que estudian cómo salvar a los demonios. Dicha campaña consiste en la salida al mercado en Australia de 20 especiales de dibujos animados en dvd, en los que Bugs Bunny, el Correcaminos y el Pato Lucas acuden en ayuda de su amigo Taz, el simpático demonio de Tasmania que completa el grupo de los Looney Tunes.